Cual es la diferencia entre ingresos ordinarios y extraordinadios

Cuando analizamos una empresa debemos tener mucho cuidado a la hora de conocer bien los ingresos ordinarios (aquellos obtenidos directamente de la actividad principal de la empresa), y los ingresos extraordinarios (el resto de ingresos, como intereses bancarios o beneficios por la venta de acciones).

Por tanto, no solamente nos debemos fijarnos en el resultado final, sino en el resultado de la empresa en su actividad ordinaria principal, porque los ingresos extraordinarios no tienen que ver con la actividad principal de la empresa y se pueden realizar interpretaciones del resultado erroneas.

Ejemplo para saber la diferencia entre ingresos ordinarios y extraordinarios

La empresa A ha obtenido unos beneficios después de impuestos de 200.000 euros, siendo el resultado ordinario de la empresa de 100.000 euros, y los otros 100.000 corresponden a los beneficios obtenidos por el traspaso de una nave, que se ha tenido que vender por falta de liquidez.

La empresa B ha obtenido unos beneficios después de impuestos de 150.000 euros, siendo el resultado ordinario de 140.000 euros, y los otros 10.000 corresponden a los cobros de unos intereses de un deposito a largo plazo que posee la empresa.

A primera vista, la empresa A tiene mejores resultados que la empresa B, pero si nos fijamos en los rendimientos ordinarios nos damos cuenta que la empresa B tiene mejores números, ya que el motivo por el cual la empresa A presenta mayores beneficios es debido a una venta extraordinaria, y que al ejercicio siguiente no tendrá, reduciéndose de esta forma el beneficio a 100.000 euros, es decir, 40.000 menos que la empresa B.

Este es un ejemplo muy simple, pero supongo que entenderéis porque es importante fijarnos en cuales han sido los resultados extraordinarios de una sociedad antes de sacar conclusiones en un análisis.

Como identificarlos en el balance de perdidas y ganancias

ingresos ordinarios y extraordinarios

Con la nueva estructura de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del Nuevo Plan contable 2008 los ingresos extraordinarios han desaparecido del balance y se incluyen en un apartado al final del resultado de explotación.

Respuestas en la misma categoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.