Que son los prestamos y que tipos existen

No en pocas ocasiones queremos adquirir un determinado producto o servicio y no tenemos dinero suficiente para adquirirlo. Para dar solucion a esta situacion existen los prestamos, que de forma resmida son entidades que prestan una determinada cantidad de dinero a un individuo o empresa que este o esta debera devolver en un determinado periodo de tiempo con o sin intereses.

Los prestamos suelen solicitarse para la compra de coches, reformas u otros gastos importantes, pero en la actualidad tambien se utilizan para compras menores, como por ejemplo contratar un viaje o la compra de un electrodomestico.

En este articulo veremos que es un prestamo y los diferentes tipos de prestamos que existen.

Tipos de prestamos y que es

Que es un prestamo

Un préstamo es el dinero que recibe una persona física, jurídica u organismo publico de un prestamista. Ese dinero debe ser devuelto en las condiciones que las dos partes firmen en el contrato. Para compensar el riesgo que supone prestar el dinero el prestamista cobrara unos tipos de interés, que variarían dependiendo de las garantías de cobro que se reciban y el tipo de préstamo. Por ejemplo, una persona que aporta una nomina de 700 euros a un banco tendrá que pagar normalmente mas intereses que una persona que presenta una nomina de 3.000 euros.

Tipos de prestamos

Ya hemos visto poco mas o menos lo que es un préstamo, ahora vamos a ver varios tipos de ellos:

  • Préstamo a la vista: Son prestamos que no tienen una fecha determinada para el vencimiento, por lo tanto, el prestamista puede exigir el dinero prestado en cualquier momento a su acreedor.
  • Préstamo a largo plazo: Son aquellos que tienen un vencimiento superior a los cinco años. Suelen ser para montantes muy elevados, como por ejemplo una maquina muy costosa que adquiere una empresa.
  • Préstamo a medio plazo: Son aquellos que tienen un vencimiento entre uno y cinco años. Se emplean para compras con un montante inferior al largo plazo, como puede ser un coche.
  • Préstamo a corto plazo: Son aquellos que tienen un vencimiento inferior al año. Suelen ser prestamos al consumo de pequeños electrodomésticos u otros gastos de pequeño importe.
  • Préstamo a tipo fijo: Son aquellos cuyo tipo de interés no varia durante toda la vida del préstamo. Son los mas habituales en los prestamos al consumo.
  • Préstamo a tipo variable: Estos tienen un tipo de interés que varia con el tiempo, normalmente se revisa anualmente y tienen como referencia algún indice como puede ser el euribor.
  • Préstamo amortizable: Los pagos se realizan de forma periódica, que puede ser mensual, trimestral, anual, etc. e incluyen tanto amortización del capital como intereses.
  • Préstamo bancario: Se les llama de esta forma a todos los prestamos concedidos por las entidades de crédito.
  • Préstamo blando: Este tipo de prestamos tienen un tipo de interés inferior al normal. La diferencia entre el tipo de interés del préstamo blando y el que hubiera tenido si fuera un préstamo normal es abonado por la administración. Es una forma de subvención para ayudar en algunos proyectos.
  • Préstamo con garantia: Como su propio nombre indica, es un préstamo en el cual se aporta un bien mueble o inmueble como garantía de pago. Si el acreedor no afronta el pago el prestamista se queda con la garantía.
  • Préstamo con interes: Son aquellos en los cuales aparte de pagar el capital debemos abonar los intereses. La mayoría de los prestamos son con intereses.
  • Préstamo condicionado: Es un préstamo cuya devolución dependerá del cumplimiento de algunas condiciones firmadas en el contrato por parte del prestatario.
  • Préstamo hipotecario: Son aquellos en los que se entrega una garantía de bien mueble, normalmente el bien que se va a adquirir. Este tipo de prestamos los veremos mas a fondo.
  • Préstamo lombardo: Son aquellos en los cuales un banco concede el préstamo del dinero contra la pignoración de unos títulos.
  • Préstamo rapidos: Son prestamos en los que el cliente tiene el dinero a su disposición en pocos días. Normalmente no hace falta firmarse nada ante notario. Este tipo de prestamos, en muchas ocasiones tienen un tipo de interés bastante elevado.
  • Préstamo tipo europeo: Son los que se va amortizando capital mas intereses en las cuotas.
  • Préstamo tipo americano: En este tipo de prestamos el capital se paga al vencimiento, de esta forma las cuotas que pagamos son solo intereses.
  • Préstamo con carencia: Son prestamos en los cuales no debemos abonar el capital hasta transcurrido un tiempo, que puede ser un año, dos, o lo que marque el contrato. Durante este tiempo en las cuotas solo se pagaran intereses.
  • Préstamo mercantil: Es aquel en el cual uno de los dos contratantes es comerciante o va a ser empleado para algún tipo de comercio.
  • Préstamo personal: Aquel que se concede a una persona física.
  • Préstamo puente: Es un préstamo concedido para cubrir las necesidades económicas durante un determinado periodo de tiempo.
  • Préstamo sindicado: Es el que concede un consorcio de bancos. Suele emplearse cuando el volumen del préstamo es muy elevado.
  • Préstamo sobre poliza: Es aquel en el que un asegurado tiene el derecho de cobrar por adelantado una determinada cantidad que le corresponderá cobrar en un futuro.
  • Préstamo subvencionado: Préstamo con un tipo de interés por debajo del mercado.
  • Préstamo para estudiantes: Son prestamos para financiar estudios, y suelen tener mas facilidades de devolución que otros prestamos personales. El plazo para su devolución suelen ser a medio plazo, mas o menos lo que puede durar una carrera universitaria.
  • Préstamo para consolidación de deudas: Son prestamos que reunifican todas las deudas en una. Por ejemplo, un individuo esta ahogado con los pagos de la hipoteca, el préstamo del coche y la tarjeta de crédito, al reunificar las deudas conseguirá pagar mucho menos en sus cuotas, eso si, a la larga sale mucho mas caro. Es recomendable solo como una opción de urgencia.
  • Prestamos al consumo: Se llaman así cuando el dinero prestado tiene como objetivo adquirir un bien de poco valor, como por ejemplo un electrodoméstico.
  • Prestamos para fraccionar gastos: Cuando tenemos un gasto imprevisto, como por ejemplo el gasto del dentista, algunas clínicas ofrecen el servicio de fraccionar el pago, a cambio del pago de unos intereses. Este sistema también se emplea para el pago de algunos seguros.

Si se me ocurre algún otro tipo iré añadiéndolo a la lista. También puedes dejarme un comentario si conoces alguno mas.

Respuestas en la misma categoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.